lunes, 30 de abril de 2007

¡ZAS! ¡En toda la boca!

Lo cierto es que no me apetece demasiado recrearme en lo sucedido la semana pasada. Hubo momentos buenos y momentos malos, momentos dulces y otros más duros y difíciles La semana pasada sentí decepción y vergüenza, descubrí puntos débiles que no sabía que tenía, pero también la fuerza y el valor suficientes como para reencontrarme a mi mismo, y la sabiduría de donde comenzar a buscar. Mucho se hizo, y mucho queda por hacer. Pero lo que pasó, pasado está. No merece la pena hablar de ello. Hablar de lo bueno sólo serviría para alimentar el ego, hablar de lo malo no haría más que urgar en la herida. Así que, dejemoslo.

Para no dejar este post tan vacío, haré un par de reseñas de orden turístico:
  • Nos hospedamos en el Hostal Don Juan I (la web anda algo desactualizada), en unos miniapartamentos para dos/tres personas muy cucos. El cuarto de baño estaba genial, muy limpio, y había dos televisores en cada habitación (aunque solo se recibían las cadenas generalistas, nada de satélite). El desayuno genial, zumo de naranja, café/colacao y tostadas y bollería variada. La habitación también incluía cocina y nevera, y estaba realmente bien comunicado, a dos minutos del autobús (líneas 5, 8, 10, 11 y 223), a cinco de la estación de tren, y a diez del centro de la ciudad (andando). Las tres únicas pegas eran la lamentable cobertura de Orange en el edificio, que la Wi-Fi aún no estaba puesta, y lo pesaditos que se ponían con no hacer ruido.
  • La primera cena fue en el Pájaro Griffo. Según me han comentado, hace poco cambiaron de cocinero, y eso se nota en la comida churruscada y grasienta, que poco o nada tiene que ver con las abundantes y sabrosas raciones de antaño. Ha pasado de ser un lugar de referencia a un antro caro y evitable.
  • En el lado opuesto del espectro tenemos la sede de nuestra segunda y cuarta cenas, la Amstelería. Yo ya conocía el sitio de haber comido allí varias veces (un estupendo menú del día entre semana por 7 euros y medio), pero me había quedado con las ganas de probar las raciones. Mi recomendación: la ensalada César, las salchipapas y las croquetas. Y por supuesto, la tosta de lomo con roquefort. Excelente relación calidad precio.
  • Otro excelente sitio de tapeo en Alcalá es la Taberna de Rusty. La gente que no es de Alcalá realmente flipa con las tapas complutenses, que por una cerveza o refresco te incluyan algo de comer. Cierto es que dicho refresco ronda los 2 euros, pero más o menos es lo que cuesta en Madrid, y ahí solo te ponen, con suerte, tres patatas fritas o cinco panchitos.
  • Y no puedo hablar de tapeo en Alcalá sin mencionar el Indalo. Esta semana yo solo entré dos minutos, pero si cualquiera de fuera viene a Alcalá tendrá que pasarse por ahí (si consigue entrar, siempre está hasta las trancas). De aquí recomiendo la rosca, o el escalope.
  • Antes de terminar de hablar de los sitios de jalar, hay que mencionar dos más: La Casa de Andalucía (que a mi no me terminó de convencer) y el Restaurante el Casino, donde cenamos de fábula, y nos atendió un servicio de lujo, aunque desgraciadamente este último restaurante no está al alcance de todos los bolsillos.
  • Y para salir... bueno. La gente que me conoce sabe que a mi lo de salir de marcha no me va demasiado, pero en el Lousiana desde luego siempre me siento a gusto. Estuvimos un miércoles por la noche, y no pudimos estar mejor: música a la carta (Linkin Park!), Muay Thai en el televisor, y una amena máquinita de juegos con pantalla táctil (soy como Peter Griffin, capaz de acertar la rueda de la fortuna con el símbolo de Batman). También influyo que sólo estuvieramos el grupillo de la AEALCEE, y no fumara casi gente, pero el regustillo fue bueno.
Y esto es todo. Solo quedaría explicar el porqué del titulo del post... pero es una broma interna que nadie ajeno a lo que pasó pillaría. Así que solo me queda desearle exitoss a todo el mundo. Estamos hablando, perdonen que les moleste.

Y en julio otra. No se si reir o llorar...

6 comentarios:

poo dijo...

Hay algo que no acabo de entender, si estabas a 20 minutos de tu casa, ¿por qué gastabas dinero en comer fuera?. Supongo y espero que fuera gratis...

Ulex Ryu dijo...

[...]Supongo y espero que fuera gratis[...]

Mujer, hubo que pagar, no me iba a ir haciendo un sinpa... Aunque lo cierto es que no pagué yo, jijiji

Aldrin dijo...

Ejem ejem, se te olvido comentar que por esa escapada a 20m se te paso una fecha hiper importante en la vida de todo ser humano que se precie jejeje.
Un saludo.

PD: es broma.
PD2: No fuisteis al Escudo????? jejeje.

Ulex Ryu dijo...

¿Por qué te crees que no he querido hablar del tema? A mi no me hace ilusión tampoco que se me escapó que el 26 de Abril era San Aldrin Matamoros, azote de infieles y terror de vírgenes (¿o era al revés?)

Sobre el Escudo, no pudo ser. El día que estuvimos cerca de la facultad todos juntos fue el miércoles, y ya sabes lo que pasa con el Escudo los miércoles...

poo dijo...

Es decir, que no pagaste...¿o si?.

Ulex Ryu dijo...

Pagué unos mecheros, la compra en el AhorraMás, una ronda y unos comics. El hotel, la manutención y el transporte los pagó España.