lunes, 22 de septiembre de 2008

¿De qué va la mejor película de la historia?

Por fin, tras 12 años de espera, ayer se estrenó en Osaka (Japón) la ultraesperadísima nueva película de Dragon Ball Z.

La peli no puede empezar mejor, con una nueva versión del CHA-LA HEAD-CHA-LA haciendo las veces de opening. Efectivamente, dado que la película transcurre cronológicamente 2 años después de la derrota del Majin Boo, el opening debería ser el We Gotta Power, pero todos sabemos cual de los dos es más reconocible. En todo caso, el opening ha sido modificado, sustituyendo al joven Gohan que correteaba al lado de Shenron por Goten y Trunks.

Como ya he comentado antes de pasada, la historia transcurre dos años después de la derrota del Majin Boo (es decir, 8 años antes del verdadero final de la serie). Como recordaréis, tras la derrota del Majin Boo se acordó que la versión gorda y buena de Boo se quedaría sin salir de casa 6 meses, tras los cuáles se podría invocar a Shenron para pedirle que todo el mundo olvidara los acontecimientos del Majin Boo (los cuáles eran bastante traumáticos, pues recordemos que el único humano que sobrevivió a todo aquel asunto fue Mr. Satán). Tras esos seis meses, dicho deseo fue pedido y concedido, la gente olvidó todo aquello, el Boo gordo fue rebautizado como Mr. Boo, por fin pudo salir de casa (por eso no aparecía en la película anterior, El Ataque del Dragón, estaba quedándose en casa como le habían dicho) y se hizo pasar por discípulo de Mr. Satán.

Sin embargo, en la consciencia colectiva quedó que Mr. Satán había salvado a toda la humanidad de una gran amenaza, y es aquí donde comienza la nueva película. Gracias a Videl (recordemos, hija de Mr. Satán y novia de Son Gohan) la población de la Tierra ha "rellenado los huecos" y sabe que Mr. Satán les salvó a todos del Majin Boo (aunque todo lo concerniente a Mr. Boo ha sido deliberadamente omitido). Dado que ya habían edificado una ciudad en su honor tras el tema de Célula, los gobernantes de la Tierra le regalan a Mr. Satán un hotel, en el que decide organizar una fiesta e invitar a todos los personajes de la serie (aunque a Ten Shin Han y a Lunch no se les ve, a saber qué estarán haciendo esos dos). Efectivamente, a Gokuh le convencen de ir diciéndole que va a poder comer montones de deliciosa comida, y aquí es cuando se presenta Table.

Table es el hermano pequeño de Vegeta, repudiado por su escasa capacidad para el combate. Su nombre nace de la misma palabra de la que nace el nombre del príncipe de los Saiyans: Vegetable (Vegeta-Table).


Si recordáis el póster que colgué hace unas semanas, en el que ya aparecía Table, justo detrás de él había una pequeña alienígena de color amarillo. Esta es la esposa de Table, Gure (sí, Vegeta, a parte de estar más dotado para el combate, tiene mejor gusto a la hora de elegir compañera, qué se le va a hacer).

Table y Gure llegan a la Tierra escapando de Abo y Kado, quienes en su época (hace la friolera de 13 años) eran soldados del imperio de King Cold, Cooler y Freezer, y que durante todo este tiempo se habían dedicado a reunificar ese imperio que tan poco le costó a un Trunks recién llegado de su futuro post-apocalíptico cepillarse (vale, a Gokuh y a Vegeta les costó algo más librarse de Cooler, pero tampoco mucho).



Tras la explicación por parte de Vegeta de quién narices es el Saiyan recién aparecido, y que este compruebe con su scouter que ninguno de nuestros amigos tiene poder suficiente para enfrentarse a Abo y Kado, Vegeta le explica que los Z-Senshi tienen la habilidad de camuflar su fuerza, lo que Gokuh confirma transformándose en Super Saiyan 2. Table tiene esperanzas de que Gokuh pueda tener alguna oportunidad frente Abo y Kado, los cuales tienen casi el poder... ¡del mismísimo Freezer!

Evidentemente, Son Gokuh y compañía quedan sumamente decepcionados, porque lo que parecían unos rivales decentes resultan ser una broma. Se decide que para que la cosa no vaya demasiado desequilibrada, sean Trunks y Son Goten los que se encarguen de descabezar de nuevo al imperio galáctico, mientras los demás miran (a excepción de Mr. Boo, Mr. Satán y los dos Kaioh Shin, que se quedan emborrachándose en el hotel)

Al final, y después de todo, Kado y Abo resultan ser unos huesos más duros de roer de lo esperado, y tras contar con un poco de ayuda de Son Gohan, Goten y Trunks se ven obligados a fusionarse para derrotar a Aka, la combinación de Abo y Kado.


Como no podía ser de otro modo, la fusión sale mal (dos años sin practicar es mucho tiempo) y aparece el Gotenks gordo. Posteriormente la fusión se repite y esta vez sí, Gotenks lucha contra Aka empleando técnicas de Yamcha (¡Colmillos de Lobo!), Ten Shin Han o... Mr Satán. Esto termina de mosquar a Aka, que decide destruir todo lo que pilla, empezando por el hotel de Mr. Satán.


Con todos los personajes preocupados por salvar a los inocentes que había por allí, es hora de que Son Gokuh y Vegeta decidan quién de los dos se va a cepillar al malo. Gokuh consigue distraer a Vegeta, y se enfrenta a Aka, endiñándole un señor Kame Hame Ha y un buen puñetazo (¿alguien recuerda LA PRIMERA técnica de Gokuh? ¡Piedra!¡Papel!¡Tijera!)

Con Aka derrotado, Videl recrimina a su padre que la destrucción su hotel ha sido un acto de Dios (Dende, el cuál, por cierto, andaba por allí) en respuesta a su afán de protagonismo, al hacer suya una victoria que no lo fue (de hecho, sin la ayuda de Satán, Gokuh no hubiera podido generar el Genkidama que derrotó al Majin Boo, pero estoy divagando), aunque deciden que lo reconstruirán.

Finalmente, Gokuh y Vegeta empiezan a pelear por la comida, se convierten en Super Saiyans, y se ponen a combatir, frente a la atónita mirada de todos los demás.

2 comentarios:

Rachel dijo...

Es un resumen realmente instructivo, aunque muchas veces no se de lo que hablas.

Parecera increible pero me han entrado hasta ganas de verla, me ha picado el gusanillo.

Alko dijo...

Sabes si ya esta para bajar en algun sitio, porque aun no he visto nada anunciado.

A ver si quedamos