miércoles, 7 de abril de 2010

Project Natal: Primeras impresiones

Así de claro. En Madrid se está celebrando la presentación en sociedad de lo último en control de (en principio) videojuegos, el Project Natal de Microsoft, y Raquel y yo hemos estado allí, justo después de salir de trabajar (de hecho, yo he tenido que irme a mi tienda favorita de ropa, Elektra Cómic, para comprarme algo más apropiado para un evento así, aunque la que ha demostrado que es una dama que siempre va elegante en cualquier situación ha sido mi media naranja, Raquel, a la que le han preguntado más de una vez dónde había comprado su camiseta, pero eso es otra historia). Como decía, Raquel y yo hemos estado allí, y sí, lo hemos probado.


Antes de nada, quería agradecer a toda la gente de Microsoft que nos ha atendido esta tarde por su amabilidad. Rodeados de periodistas de medios especializados, Raquel y yo representábamos a todos los usuarios que, como nosotros, hasta hoy, mucho habían leído sobre el aparato, pero no habían podido probarlo. Pues bien, nosotros lo hemos hecho.

Pero, ¿qué es el Project Natal?, se preguntarán algunos. Básicamente, es un periférico que se conecta a la XBox 360 por medio de uno de los puertos USB de la consola, y es capaz de reconocer y reproducir cualquier movimiento que realicemos delante de él. Para que lo comprendáis un poco mejor, os pondré el vídeo presentado en el E3 del año pasado, y que hoy nos han vuelto a mostrar:


Dejando aparte vídeos y artículos de terceras personas, vamos al tema: ¿qué nos ha parecido a nosotros? En el lugar de la presentación había dos equipos preparados para ser probados. A diferencia de la foto arriba mostrada, el aparato no era negro, sino blanco, y sorprendentemente pequeño (unos 25 cms. de largo, a ojo). Aún con todo, nos han advertido de que se trataba de los mismos prototipos mostrados en el E3 del año pasado, lo cual quiere decir que no se trata de un diseño definitivo al 100%. Por esa misma razón nos han pedido no hacer fotografías del mismo, para que no existiera confusión (aunque la verdad, Raquel y yo veníamos de trabajar, así que no llevábamos cámara; además, yo he tenido que apagar el móvil porque estaba casi sin batería).

Para demostrar la capacidad del dispositivo, teníamos un pequeño juego, una demo técnica que mostraba a un moñigote (muy similar a uno de los avatares de la consola) que tiraba globos a un montón de cajas al fondo. Aunque la demo no era perfecta, el moñigote respondía soprendentemente bien a nuestros movimientos. Nos ha sorprendido, sobre todo, lo rápido que empezaba a captarlos. No ha hecho falta ni calibrar ni preparar nada. Simplemente, te colocabas delante, y te movías. Incluso, en cualquier momento de la partida, alguien se colocaba a tu lado y un muñeco aparecía para imitar sus movimientos.
Como ya he dicho, el minijuego se trataba más bien de una demostración de trabajo, más que a un juego que pueda llegar a salir al mercado. Aún así, el muñeco movía manos, pies y cabeza, saltando o agachándose incluso, sin ningún tipo de lag, de forma instantánea. Si bien es cierto que la captura de movimientos no era 100% perfecta (no era capaz de dar reveses, y a veces se hacía algo de lío con las piernas), la cosa promete, sobre todo sabiendo que se trata de la misma versión presentada hace 10 meses, y que ha estado siendo depurada para su lanzamiento este otoño (nos han dicho que en Octubre, o Noviembre, a más tardar). También nos ha parecido un poco brusco el control de los menús, moviendo unas bolas a derecha o izquierda y arriba o abajo, pero lo cierto es que poco a poco te haces a ello, y tras un par de veces ya nos manejábamos con cierta soltura. Salvando las distancias, es como aprender a usar un ratón.

Otros datos que podemos aportar, aparte de la fecha de salida a la venta, es que los juegos podrán jugarse con el avatar de nuestro gamertag, que incluso se elegirá automáticamente al reconocernos. Además, desmentir otro de los rumores acerca de Natal: NO se necesita una habitación de 4 metros para jugar, con tener un poco de espacio (el mismo necesario para jugar a la Wii) basta.

Tampoco hay mucho más que contar. Natal sigue al pie de la letra esa máxima de "no se puede explicar, hay que probarlo" y lo cierto es que, después de probado, no decepciona. Ahora solo hace falta esperar al E3 de junio, en el que se presentará la versión definitiva, y se mostrará la primera oleada de juegos que harán uso del control de movimiento, que realmente serán los que decidan el éxito o el fracaso del periférico. Pero una cosa es cierta: un cotrol así, y un Raving Rabbids, y me tenéis en el bote.

EDIT: A nosotros no nos dejaron filmar, pero a los de La Sexta, .

EDIT 2: Me han pedido desde AccesoXbox que cuelgue en su foro mis impresiones sobre Project Natal. Si queréis leer lo mismo, pero desde otra perspectiva, podéis hacerlo aquí.

2 comentarios:

Aldrin dijo...

Interesante análisis... me alegro de que lo pasarais bien ;).
Cuando te lo compres ya me dejaras usarlo (porque fijo que el día que salga lo compras :P).

Anónimo dijo...

thank you for you to make me learn more,thank you∩0∩