sábado, 21 de diciembre de 2013

Quedándome con lo esencial

Quedan 11 días escasos para que acabe el año, y muchos ya habréis empezado a hacer balance, a hacer nuevos propósitos para el próximo 2014, y todas estas cosas que solemos hacer en estas fechas, yo incluido.

Aunque tardé un par de semanas en comentarlo en el blog, uno de los hitos importantes con los que empecé este 2013 fue con el paulatino pase de formato de mis lecturas, de papel a digital. He hablado del formato CBR, he hablado del día en que me compré los libros de Terry Pratchett en la tienda Kindle de Amazon porque estaban, cada uno, a 3 euros. Y he hablado de ComiXology.

Oh Dios, cómo odio ComiXology.

No os voy a mentir, al comenzar el 2013 no pensaba que fuera a gastarme demasiado dinero en esa tienda digital. Sé que no muchos de mis lectores leen cómics. Sé que de esos, no muchos los leen en inglés, o en digital. Y de esos pocos, creo que casi ninguno paga por ellos (es lo bueno que tiene este blog, que somos como una familia mal avenida, y salvo una ex esporádica, nos conocemos y saludamos todos de vez en cuando), por lo que sé que soy una rara avis dentro de mi propio blog. Pero parafraseando al Perchita en esa enorme obra que es Cálico Electrónico "El gato es mío y me lo... cuando quiero", por lo que voy a hablar de cómics digitales de pago. Otra vez.

Todos sabéis como son las recopilaciones de "Lo mejor de..." o "Los esenciales". En el mejor de los casos, si hablamos de discos, por ejemplo, te encuentras con un par de canciones famosas y bastante morralla (bueno, como casi todos los discos, en realidad, hasta que llegó iTunes y su modelo de "compra sólo la canción que te gusta, y el resto de canciones del disco que se las metan por ahí")

También sabéis mi opinión de la DC Comics actual, en las que las colecciones en papel (que salen a la venta en digital el mismo día) no valen nada, y las colecciones Digital First son las únicas que merece la pena leer (y eso era antes, que esta semana me han cancelado Legends Of The Dark Knight y, la que más duele, Batman: Li'l Gotham).

Así se despide lo mejor que ha publicado DC desde 2011

Pero está visto que cuando se quieren hacer las cosas bien, pueden hacerse bien. Y vaya si se puede. Han puesto en ComiXology una oferta que finaliza el 2 de enero, con lo que ellos han considerado 25 novelas gráficas o recopilatorios esenciales a $6. De esos 25, yo considero realmente imprescindibles más de la mitad, y de esos, encontramos algunos que deberían haber estado sí o sí.

Pincha en la imagen para ir a la tienda

Por suerte, o por desgracia, he gastado mucho menos de lo que podría haber gastado. Por suerte porque la tarjeta no me va a mirar con cara de dolor (otra vez), pero por desgracia, ya que he gastado menos porque hace algún tiempo (en algún caso, no mucho) ya pagué por esos cómics (en números sueltos) y me salieron peor de precio, aunque ya en aquel momento estaban rebajados. Es una de las cosas que hay que tener cuidado con ComiXology, como salga una rebaja de estas gordas te cabrea bastante haber llegado a pagar el doble por un tebeo. Generalmente los recopilatorios, si tienes los números que recopila, no merece la pena comprarlos, por muy rebajados que estén. Luego hay excepciones, pero ahora veréis, que os voy a explicar de qué va cada cómic, y si merece la pena comprar el recopilatorio. Todo esto será tras el salto, pero antes un pequeño teaser: en la lista están el The Dark Knight Returns y el All-Star Superman, a $6 cada uno.

The Dark Knight Returns, de Frank Miller. Si tienes poco tiempo, haces primero lo importante. Si recomiendas un cómic, que sea el mejor. Y si vas a empezar con Batman, empieza por el final. No sé cuantas veces he recomendado este cómic, pero digamos que si en vez de ser "los 25 imprescindibles" fuera "el único imprescindible", la presencia de esta obra debería estar igualmente obligada. Dicen que la próxima película de Superman se basa en parte en este cómic, y puedo aseguraros que la última de Batman de Christopher Nolan con Christian Bale bebía bastante de ella, pero su influencia ya se dejaba notar en el primer Batman de Tim Burton. La adaptación a dos películas de animación es muy buena (la mejor adaptación moderna que ha tenido DC-Warner), pero sigue sin haber nada como la obra original. Aunque casi siempre se ha publicado como novela gráfica completa, realmente es un recopilatorio de una miniserie de cuatro números. Si ya teníais esos cuatro números, el recopilatorio es totalmente innecesario, pues no trae nada que no trajera el cómic (algún artículo y un par de bocetos, pero nada importante). Si no tienes este cómic, y por lo que sea no te convence hacerte con esta versión digital (que sale a 4,40€), lo puedes encontrar en tiendas españolas, de mano de ECC por 22,50€ suelto, o en como parte del cofre dedicado a Frank Miller por 90€.

All-Star Superman, de Grant Morrison y Frank Quitely. No soy muy muy fan de Superman. Me gusta el concepto, pero reconozcamos que si haces balance, el último hijo de Krypton tiene más cómics malos que buenos. De estos últimos, sí es verdad que hay tres que son sobresalientes, aunque están los tres fuera de continuidad (bueno, desde 2011, todos lo están, así que ¿qué más da?). Si me preguntas, dependiendo de la persona, recomendaré uno u otro. ¿Quieres una salvajada divertida? ¿Un drama intimista? ¿O prefieres una aventura épica, un decálogo de lo que todo gran cómic de Superman debería ser, un "qué es Superman"? Esta obra es eso mismo. También tuvo su adaptación a película animada, pero a diferencia de las adaptaciones de la obra anterior, la de Superman es malísima, así que mejor os leéis el cómic. En España siempre ha sido publicado como un tomo unitario, pero realmente es un recopilatorio de una maxiserie de 12 números, y si ya los teníais en digital, no es necesario que os hagáis con esta oferta. Si os da por comprarlo en papel para hacerle un regalo a alguien, en España lo podéis encontrar en tomo por 29€.

Batman: Year One, de Frank Miller y David Mazzuccelli. "El mejor cómic de Batman jamás dibujado", dicho por su guionista, que a mi gusto es el tío que hizo el mejor cómic de Batman jamás publicado (y dos de los peores, pero no vayamos a eso ahora), así que es bastante. Si The Dark Knight Returns es la última aventura de Batman, esta es la primera, la suya y la de Jim Gordon, un personaje que en la pluma de Miller se convirtió en el verdadero protagonista de este otro imprescindible. Tiene una muy buena adaptación a animación, Nolan tomó muchísimo de este cómic para la segunda hora de su Batman Begins, pero si queréis verla brillar de verdad en una pantalla, debéis retroceder hasta Batman: La Máscara del Fantasma (probablemente, la mejor película de Batman jamás proyectada). Este cómic tampoco es una novela gráfica, sino el recopilatorio de los Batman 404 a 407, y si ya los teníais, no hace falta que paséis por caja otra vez. En España este cómic podéis encontrarlo publicado por ECC en un tomo por 16,50€, o como parte del cofre de Frank Miller por 90€. Un apunte: los otros dos cómics que vienen en el cofre, además de los ya mencionados, son BASURA.

Kingdom Come, de Mark Waid y Alex Ross. Otro del que se dice que van a fusilar ideas para la siguiente película de Superman, otro futuro oscuro, otra historia que merece la pena ser leída. Probablemente, de los cómics que voy a hablar hoy, no hay ninguno mejor ilustrado, pero es que cuando hablas de Alex Ross, ya no hablas sólo de dibujo, hablas de ARTE, con mayúsculas y negrita. Cuando los superhéroes se retiran, y sus vástagos se descontrolan, ¿quién debe poner orden? ¿Cuál es el límite de la verdad, la justicia, y el modo de vida americano? Este recopilatorio responde a estas preguntas, y lo hace de la forma más impresionante que hayáis podido ver jamás en un cómic. El traje de Superman de este cómic me sigue pareciendo el mejor que se ha diseñado jamás para el personaje, no digo más. Un apunte, importante. Como ya he dicho, recopilado los cuatro números de la miniserie original, PERO incluye material que no se encontraba dentro de los cómics originales (un añadido entre los capítulos dos y tres, y un epílogo), por lo que igual, en este caso es conveniente plantearse si, a este precio, perece la pena tener la obra completa. Este cómic ha sido publicado anteriormente en España, pero actualmente está descatalogado.

V for Vendetta, de Alan Moore y David Lloyd. ¿Qué decir de esta obra que más o menos adaptada al cine por los Wachowski? Pues que lo siento mucho, porque en noviembre os recomendé comprar los números que componen este recopilatorio por menos de 10€, y hoy está a 4,40€ (yo fui el primero que pringó, la verdad). Lo bueno es que el recopilatorio no trae nada nuevo, así que no hace falta volver a comprarlo. En España podéis encontrarlo publicado por ECC en tapa blanda, por 19,95€.




Saga Of The Swamp Thing: Volume One, de Alan Moore. Exáctamente el mismo día que pringué con V de Vendetta, pringué con el contenido de este recopilatorio (números 20 a 27 de la colección original), y prefiero no pensarlo mucho, que me enervo. Baste decir que es el primer trabajo americano del Bardo de Northampton, aún en su etapa más experimental e interesante. No importa que no conocieras nada del personaje antes, según llegó a la colección Moore le dio la vuelta para contar esta historia de una planta que quería ser un hombre, y la convirtió en un clásico instantáneo. Aún hoy, lo que se escribe del personaje bebe de aquí. En España Planeta lo recopiló en un tomo (aunque superaba esta edición y llegaba al número 34, si no me falla la memoria), pero estará descatalogado y será difícil de encontrar.

Batman: The Long Halloween, de Jeph Loeb y Tim Sale. Otro viejo conocido del blog, hablé de él a finales de octubre, aunque esta vez no era para recomendar su compra digital, así que por este no me podéis culpar. De autores distintos, esta obra sirve de continuación directa al Batman: Año Uno del que he hablado un poco más arriba, aunque el cambio de dibujante puede hacerse muy brusco, Loeb se adapte muy bien al esquema de novela negra que impuso Miller en Año Uno, y lo supera. Posteriormente, la historia fue continuada en Batman: Victoria Oscura (que NO está de oferta), otro de los tres grandes trabajos de Loeb en DC (el otro es Superman: Las Cuatro Estaciones, que tampoco está de oferta), aunque no me costaría mucho definir esta como la obra cumbre de sus autores. Lo recomendé en octubre, y vuelvo a hacerlo, a menos que ya tengáis los números que componen el recopilatorio, en cuyo caso no hace falta. Este, si os pica, sí podéis encontrarlo en tomo en España, publicado por ECC, al precio de 32€, o en el cofre de Loeb y Sale por 95€.

JLA (1997-2006) Vol. 1, de Grant Morrison. Si Alguna vez hacen película de la JLA, debería parecerse a esto. Si alguna vez alguien te pregunta por qué Batman, un simple humano, se codea con el panteón de dioses modernos de DC, enséñales este cómic. Olvídate de sutilezas, de personajes atormentados e introspectivos, aquí vas a encontrar aventuras, acción, desarrollo de personajes, y un Grant Morrison que aún no se había pasado a las drogas duras. Lo cierto es que este recopilatorio no está más arriba en la lista por el dibujo de un aún inexperto Howard Porter, pero no llega a lastrar una lectura de lo más recomendable. Bruce Timm tomó esta saga como referencia para los primeros tres capítulos para su Justice League animada, y es que las grandes mentes piensan igual. Aquí están recopilados los números 1 a 9 de la serie de la JLA de 1997, más el JLA: Secret Files & Origins #1. En España, aunque el material ha sido publicado varias veces, ahora está descatalogado.

Batman: The Killing Joke, de Alan Moore y Brian Bolland. En sus orígenes, el Joker era un asesino despiadado con una sonrisa macabra. Con el paso de los años se convirtió en un chiste con un bigote maquillado, y pese al esfuerzo de grandes guionistas de finales de los años 70, así se mantuvo hasta la llegada de esta novela gráfica, ganándose en sus 66 escasas páginas el título de NÉMESIS del murciélago, de VILLANO, de AMENAZA. Luego mataría a Robin, luego lo encarnarían Jack Nicholson y Heath Ledger, pero fue en este cómic en el que se escribió por primera vez al Joker moderno. En España se puede encontrar en diversas ediciones, incluyendo el tomo por 7,95€.

The Joker, de Brian Azzarello y Lee Bermejo. Pasamos de la primera gran historia del Joker moderno a la última. La historia de un matón de tres al cuarto que quiere ser uno de los grandes, y de lo que eso significa en Gotham City. Un Joker más oscuro y realista, muy similar al que vimos en El Caballero Oscuro, para una novela gráfica de lujo que, desgraciadamente, está descatalogada en España ahora mismo.







Green Lantern: Rebirth y Blackest Night, de Geoff Johns. Me vais a permitir hacer un poco de trampa, y voy a comentar estos dos recopilatorios juntos, más que nada porque de Green Lantern ya hablé mucho cuando estos cómics se estaban publicando originalmente, y tampoco me queda mucho que decir al respecto. El primer recopilatorio recupera la miniserie que resucitó a Hal Jordan y le devolvió al panteón de DC, llevándole por un camino de varios años que culminó, casualmente, en la miniserie que recopila Blackest Night. Una historia de redención, muerte, vida, y de lo que hay entre medias, de cómo lo que importa es nuestro corazón, y de cómo sacar mucho merchandising al respecto. Green Lantern: Rebirth fue publicado dos veces en nuestro país, pero ha quedado descatalogado, y a saber cuándo se recupera ese material. El tomo de Blackest Night sí lo podéis encontrar (con más material que el recopilartorio americano, que sólo incluye la miniserie principal del evento) por 32€. De todas formas, ninguno de los dos recopilatorios incluye nada que no tuvieran los cómics que contienen.






The League Of Extraordinary Gentlemen Vol. 1, de Alan Moore y Kevin O'Neill. Olvidaos de la película, de verdad, haceos ese favor. Si V de Vendetta no es una mala adaptación (realmente, a mi sólo me falla el final) de la obra de Moore, La Liga de los Hombres Extraordinarios era lo peor que se podía filmar partiendo de esta miniserie de seis números. Aquí os encontraréis con todo la película no fue: una historia de aventuras, entretenida, abrazando las raíces pulp, y llevando a unos personajes ya conocidos un paso más allá. Lástima que los que hayáis visto la película ya sabréis lo de M, pero como me habéis hecho caso al principio y la habéis olvidado, no pasa nada. Ah, que no se me olvide, podéis haceros con el tomo recopilatorio en español por 30€. Los cómics sueltos están descatalogados desde principios de siglo, pero si ya los tenéis, que sepáis que esta edición lo único que cambia es que todo el relato en prosa lo coloca junto al final del tomo, para que sea más fácil de leer.

Batman: The Complete Hush, de Jeph Loeb y Jim Lee. A veces, de los cómics sólo esperas que sean entretenidos, divertidos, bonitos de leer y fáciles de leer. Y esto es Silencio, el recopilatorio de los números 608 a 619 de la colección Batman, una peli palomitera del Señor de la Noche, pero en cómic. La primera vez que se tonteó con el regreso de Jason Todd, a este cómic sólo le falta Dos Caras para ser el perfecto Top-10 de villanos del murciélago (que por alguna razón, en este cómic no es malo). Podéis encontrar en España una edición de DeBolsillo por 14,95€ (que al estar publicada como libro de bolsillo, y no como cómic, no quedó descatalogada a principios de año, con el cambio Planeta-ECC), aunque si ya tenéis los cómics originales no os hace falta, el morreo Batman-Catwoman se ve igual.

The Flash: Rebirth, de Geoff Johns y Ethan Van Sthiver. El equipo que trajo de vuelta a Hal Jordan trae de nuevo a Barry Allen. Bueno, no, que ya había vuelto en Final Crisis (también en oferta). Bueno, pues trae de vuelta al Flash Reverso. Bueno, tampoco, lo traerían de nuevo en Blackest Night (viajes en el tiempo, no preguntéis). El caso es que este recopilatorio es importante, no sólo por ser una buena historia, bien contada y dibujada, sino porque de aquí surgió todo lo que llevó cuesta abajo y sin frenos, editorialmente, al Universo DC, incluyendo Flashpoint (que no está de oferta), el reboot de 2011, y lo que vino después. Pero sin llegar a eso, esta es la última historia donde leeréis a Wally West (mi Flash) bien escrito. En español el tomo está descatalogado, aunque no incluye nada que no incluyeran ya los números sueltos de la miniserie.

The Sandman Vol. 1: Preludes and Nocturnes, de Neil Gaiman. Creo que hace unos meses ya hablé algo de Sandman, coincidiendo con la oferta que hizo ComiXology. No voy a decir nada ahora que no dijera en su momento, salvo que el recopilatorio no incluye nada que los números sueltos no incluyeran (resumiendo, sólo el Kingdom Come es un tocahuevos), y que podéis comprarlo en tomo en español por 17,95€. ¡Aprovechad antes de que Warner se ponga a hacer la película, que a saber cómo relatan el enfrentamiento con Satán! (Pista: seguro que con mucha más acción, y muchísima menos gracia).




Lo sé, no he reseñado los 25, me dejo a propósito Fables, Y: The Last Man, y American Vampire, que dicen que están bien, pero no me los he leído; PlanetaryIdentity Crisis y Final Crisis, que están bien, pero no tanto como para ser "imprescindibles"Batman: Earth One, porque para contar un origen de Batman ya tienes en el mismo top Year One, que es mil millones de veces mejor, y Superman: Earth One, que es más malo que pegar a un padre con un calcetín sudado.

¿Algún comentario? ¿Porfapliis?

2 comentarios:

Otacon dijo...

lo primero agradecer los comic recomendaros (mi ingles es de chichihuahua asi que los que estan en ingles uff) luego decir que desde que existen las app donde puedes leer comics y los portales de internet donde puedes hacer lo mismo el comic como se conocia en papel esta. muriendo y es una pena quedaran para coleccionistas y los que echan ( y echaran por siempre) los viejos tiempos donde te podias leer un comic donde querias sientiendo el tacto de ese papel que hoy por hoy por lastima esta obsoleto en fin una pena

un saludo amigo

Ulex Ryu dijo...

También es verdad que ha cambiado la concepción del cómic en sí. Antes los tebeos eran como las revistas, los leías una, o dos veces, se lo pasabas a un amigo, y lo acababas tirando. Raro era el cómic que se guardaba y se atesoraba (para eso estaban los tomos, y tampoco había tantos).

Ahora eso es distinto, se tiende a almacenar los cómics con el hipotético fin de releerlos, se equiparan a otra clase de literatura (y se les pone el ridículo nombre de novela gráfica, que viene a significar "tebeo más caro"), y al final lo que consigues es quedarte sin espacio en casa.

De todas formas, estoy de acuerdo que hasta que se demuestre que realmente el formato digital es 100% seguro, hay ciertos cómics que yo prefiero conservar en papel (curiosamente, todos los que he reseñado hoy los mantengo en papel)